Por qué debería preocuparse de detener la propagación del COVID-19

A sign reads "enter" in multiple languages as a person stands at a van.
Nurse Louise Jacobs administers a nasal swab at a free drive-thru COVID-19 testing site at Incarnation-Sagrado Corazon Church in Minneapolis on Aug. 15, 2020.
Christine T. Nguyen | MPR News

Los casos de COVID-19 están aumentando en prácticamente todo el estado y los expertos en salud están preocupados de que esta tendencia se mantenga, ya que las personas no siguen las medidas de seguridad sugeridas y obligatorias.

Según lo señalado por las principales autoridades de salud de Minnesota: el Comisionado de Salud, Jan Malcolm, y el Director de Enfermedades Infecciosas del Estado, Kris Ehresmann, los siguientes son algunos de los motivos por los cuales es importante que se tome en serio la detención de la propagación del COVID-19.

Los hospitales están ‘a punto de colapsar’

En las próximas dos semanas, las hospitalizaciones podrían aumentar dos o tres veces, señaló Malcolm. Si esto sucede, es posible que los hospitales no tengan suficiente personal para tratar a los pacientes, ya que muchos trabajadores hospitalarios se están contagiando en sus comunidades, se encuentran en cuarentena debido a la exposición al virus o están cuidando a sus familiares enfermos.

Los hospitales y departamentos de salud del estado comunican su capacidad de camas quirúrgicas y de cuidados intensivos, y el movimiento de pacientes a diferentes hospitales del estado. 

“La ciudadanía tiene que saber que llegará un momento en que habrá cada vez más personas que no podrán ser hospitalizadas cerca de sus hogares”, señaló Malcolm.

Además, mientras aumentan las hospitalizaciones asociadas al COVID, los hospitales igual deben brindar atención a las personas que llegan por otros motivos, como accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos y lesiones accidentales.

Incluso si usted no está ‘en riesgo’, puede enfermar gravemente a otras personas

En los últimos meses, el grupo más grande de casos ha estado conformado por los jóvenes de Minnesota.

Muchos de estos jóvenes son asintomáticos y propagan el virus sin tener idea de que lo están haciendo.

Aunque es menos probable que experimenten los efectos más graves de la enfermedad y terminen hospitalizados, los expertos temen que los jóvenes y adultos jóvenes transmitan la enfermedad a abuelos y otros grupos vulnerables de la población.

El desarrollo de una vacuna aún está muy lejos

Malcolm y Ehresmann señalaron que las últimas noticias sobre el desarrollo de una vacuna son extremadamente alentadoras, pero que ellos siguen un poco escépticos. 

“La única advertencia que mencionaré es que, obviamente, estas noticias corresponden a comunicados de prensa y no provienen de revistas revisadas por pares”, señaló Ehresmann.

Una vez que la vacuna esté lista para ser distribuida, la Academia Nacional de Ciencias le entregará al estado las pautas para el proceso de distribución de la vacuna. 

Ehresmann señaló que están buscando la aprobación de la FDA para iniciar la distribución de vacunas en algún momento entre mediados de diciembre y enero. Después de eso, todavía quedarán varios pasos para distribuir la vacuna.

Todavía no sabemos todo sobre el virus

Las autoridades de salud señalan que los pacientes con COVID-19 pueden transmitir el virus hasta dos semanas después de dar positivo, independiente de si presentan síntomas.

Sin embargo, hay pacientes que continúan dando positivo durante mucho tiempo, pero que llegado a ese punto no son contagiosos para otras personas. Los científicos todavía no saben todo sobre el virus.

Las consecuencias a largo plazo del virus todavía no se conocen completamente. Algunas personas que no experimentaron casos severos inicialmente han informado efectos persistentes en su salud.

“También se realizaron investigaciones que analizaron a personas que nuevamente tuvieron casos leves o asintomáticos, que sugieren que posiblemente hayan tenido daño cardíaco”, señaló Ehresmann.

Your support matters.

You make MPR News possible. Individual donations are behind the clarity in coverage from our reporters across the state, stories that connect us, and conversations that provide perspectives. Help ensure MPR remains a resource that brings Minnesotans together.